Los consumidores por mucho tiempo se sintieron acosados e intimidados por la publicidad, pues el marketing tradicional era tan intrusivo que la podríamos encontrar hasta en “la sopa”. Caminar por la calle, ver un programa de TV, ver una película, navegar por internet, al leer una revista e infinidad de actividades comunes en el día a día que no se podían realizar sin toparse con publicidad que interrumpiera nuestras actividades.

El estrés que la publicidad intrusiva ocasiona a los espectadores es muy evidente, por eso deberíamos entender que todos los elementos visuales que utilizamos como generadores de contenidos, siempre van a contar algo, van a transmitir una sensación, a contar una historia, que le guste o no al consumidor dependerá de cómo sean empleados.

La comunicación visual es bastante diversa, existen miles de elementos que se pueden utilizar de forma sutil, para no generar molestias y que sea aceptado en la mente del consumidor. Es aquí donde las marcas se han dado cuenta que necesitan ser más auténticas, más honestas, ofrecer productos funcionales y agradables para empatizar con los potenciales clientes.

¿Y cómo lograrlo?

Compartiendo, desestresando, trabajando sin pedir mucho a cambio (aparentemente), emocionando, enseñando, hablando de los intereses y necesidades del consumidor; cuanto más se le ofrezca a la gente la posibilidad de concretar el consumo y aumentar la fidelidad a una marca será mucho mayor.

Lo medios multimedia nos han permitido establecer una comunicación bidireccional, donde el consumidor se comunica con la marca, ésta se comunica con el consumidor. Es tan importante este intercambio de información porque la marca puede a través de feedback puede generar contenidos y productos más útiles para su grupo objetivo, optimizando sus recursos y generando mayores ganancias.

En esta nueva era digital, las estrategias de marketing estan basada en generar contenidos de libre difusión aportando conocimiento, servicios y ocio colectivo de la sociedad; aquellas personas que no se han unido a estas estrategias ya comienzan a verse relegados a comparación de quienes sí lo han hecho.

Por ello es indiscutible que el futuro de las marcas está en preocuparse por los valores y necesidades de los consumidores.

Fuentres:
• Adlatina. (2016). Que la publicidad online deje de ser intrusiva es el gran desafío de la industria., adlatina.com, WEB: https://goo.gl/fzgPGg
• Andrea B. (2015), ¿Qué es la publicidad pre-roll? 3 consejos para evitar que los usuarios la “salten”, Merca2.0.com, WEB: https://goo.gl/BRk1PU