La sociedad está cansada del ruido visual, en el día a día, al caminar en calle nos encontramos con miles de mensajes publicitarios, carteles, banners, espectaculares, bardas pintadas e infinidad de recursos usados sin restricciones por quienes quieren ofrecen algún producto o servicio; dañando severamente el paisaje de los espacios donde éstos son implementados, dañando psicológicamente a la población que está expuesta a este ruido visual generado y reduciendo la posibilidad de vender exitosamente los productos que en ellos se publicitan.

El efecto de ésto ha sido tan fuerte que las marcas, publicistas y todos aquellos que generan productos o servicios ya se han percatado que los nuevos consumidores se cierran a la venta tradicional, entre más expuesta esté la sociedad a la publicidad intrusiva el rechazo a ésta es más fuerte. Así se comenzaron a desarrollar las nuevas estrategias de marketing donde los responsables de publicitar comienzan a darse cuenta que la solución a los problemas de venta actual está en generar e incentivar emociones positivas en los consumidores, aportar en la solución de los problemas sociales y generar vínculos cliente marca. VENDER SIN VENDER.

Las marcas comienzan a estudiar mejor y mejor a sus potenciales consumidores, para generar materiales que necesiten y busquen, para mejorar sus productos en base a las necesidades, gustos y funciones que ellos necesitan, para cautivar su atención y provocar la compra de productos.

Con el rechazo a los medios tradicionales y la incorporación de los medios digitales, prácticamente la publicidad se ha mudado al internet, mientras que los espacios tradicionales se descuidan más y más, con materiales de menor calidad. Aparentemente para el mercado, la publicidad en medios digitales es la más exitosa actualmente, pero se nos olvida él potencial de los espacios públicos.

Varias marcas se han dado cuenta del uso erróneo que se les está dando a los espacios públicos, por lo que para mejorar potencialmente los beneficios que se pueden adquirir en ellos, se comienza a generar publicidad que intervenga los espacios, los rehabiliten del ruido visual y los haga más amigables. Los productos multimedia han jugado en este proceso un papel importantísimo, romper la barrera del internet y aplicar éstos en espacios externos (físicos). Hablamos de jugar con la realidad y la realidad virtual al mismo tiempo, hablamos de la incorporación planeada de la publicidad en los espacios físicos reduciendo a gran medida el ruido visual y el daño al paisaje urbano

Un ejemplo de las empresas que están generando materiales multimedia e interviniendo espacios públicos es Coca-Cola, con campañas como la que se muestran en el siguiente vídeo:

Definitivamente la reacción de la gente ante materiales como los que está desarrollando Coca-Cola genera una experiencia agradable en los consumidores (e incluso en los espectadores del vídeo), cuando los consumidores adquieren el producto que se está promocionando, lo que realmente están buscando es repetir esa sensación, están en búsqueda de las sorpresas que las marcas pueden brindarles.

En un breve resumen, el secreto para acercarse a los clientes es comenzar a escucharlos y adaptar los productos / servicios a sus necesidades; por eso es fácil darnos cuenta cómo las empresas exitosas comienzan a voltear hacia las necesidades individuales de las personas y las sociales.

Fuentres:
• Di Siena D. (2009), ESPACIOS SENSIBLES, Hibridación físico-digital para la revitalización de los espacios públicos., urbanohumano.org, WEB: https://goo.gl/JPm1W2
• García O. (2012), “Arte, espacio público y comunicación urbana: De la intervención quirúrgica a la activación interna”, Universidad Central de Venezuela, WEB: https://goo.gl/Nf2pU9